Producto correctamente añadido al carrito

Cantidad
Total de la compra

There are 0 items in your cart. Hay 1 producto en tu carrito.

Total de productos (IVA incl.)
Total compra (IVA excl.) Envío gratuito!
Total de la compra (IVA incl.)
Continuar comprando Proceder al checkout
Compresas de tela

Compresas de tela

En generaciones anteriores las gasas eran la única opción y llegó la revolución con la celulosa y los desechables. Todo era magnifico hasta que los problemas de piel y las alergias entre otros temas comenzaron a aflorar.

La contaminación y el gran presupuesto que se le ha de dedicar al gasto de pañales para bebé, para ancianos, discos de lactancia y compresas femeninas durante toda una vida fertil etc..  se ha convertido en un mal a solucionar desde los ultimos 15 años.

Con la experiencia y conocimientos comenzó a salir a la luz " la nueva tela" Al principio con mucho pudor ya que parecia un paso atrás, pronto se descubrió que con los tejidos adecuados hemos ganado aún más en calidad, comodidad y ahorro. 

  • No se notan ya que  son finas y discretas.

  • La sujección con los snaps las hacen muy cómodas.

  • Plegadas son una monería y muy discretas

  • No irritan. Son suaves e hipoalérgenicas.

  • Muy fáciles de lavar.

  • Su uso contribuye a el cuidado del medio ambiente dejando de generar un montón de residuos.

  • Tu bolsillo lo agradecerá. Una compresa con unos cuidados mínimos dura entre 3 y 4 años.

Las usuarias que conozco ( en su gran mayoría) solian usarlas para perdidas de orina, los días sin flujo y para acompañar a la copa menstrual. En poco descubrieron la tranquilidad de usarlas en cada día del mes.

¿ Cómo lavarlas?

Tras su uso enjuaga bajo el grifo o bien deja en remojo la compresa con agua fria evitando la caliente ya que  fija la mancha.

Lava la compresa a mano o en la lavadora. Lavadora a no más de 35ºC para que los tejidos no se estropeen. Evita usar suavizante ya que crean en la superficie del tejido una fina capa impermeable que repele los líquidos y así se reduce la eficacia de la compresa. Es mejor utilizar detergentes suaves  y nunca  lejías y  productos agresivos. Es ideal dejarlas secar al sol.

¿Y fuera de casa?

¡No pasa nada! Cuando quieras cambiarte la compresa, la doblas, la cierras y las metes en una bolsa. Al llegar a casa, las pones en remojo. La sangre seca es más difícil de quitar, pero se quita. Si vas a ir de viaje y no quieres estar limpiando compresas, siempre puedes tener un paquete de compresas desechables de algodón ecológico o lo que prefieras. 

¿Cuántas necesito?

Mi consejo siempre como ya sabéis es el consumo responsable, así que dependiendo el uso que necesites puedes adquirir las que consideres para ir probando.

Ver algunas opciones de compra aquí

No dudes en consultar sin pudor ya que la menstruación y las perdidas de orina son consecuencias biológicas naturales y como tal se han de afrontar.

Un saludo, 

Paloma 

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment: